Dirigida por Alejandro Doria y protagonizada por un gran elenco, entre los que se encontraban Luis Brandoni, China Zorrilla, Antonio Gasalla, Mónica Villa, Betiana Blum, Julio De Grazia, y Juan Tenuta, esta genial comedia costumbrista se estrenó el 6 de mayo de 1985. El filme, uno de los más exitosos de la historia del cine local, es una versión de la pieza teatral del mismo nombre escrita por el uruguayo Jacobo Langsner, quién también estuvo a cargo del guión. El personaje protagónico es Mamá Cora (Gasalla), una octogenaria que vive con uno de sus hijos y su nuera. Un día la abuela sale a la calle, no regresa, y todos creen que está muerta. A partir de ese instante quedan al descubierto todas las miserias e hipocresías que subyacen en la institución familiar, y también en la sociedad argentina de la posdictadura. Aparecen, en plena primavera democrática, las nuevas reglas culturales, económicas y sociales, las mentiras, la prosperidad económica de proveniencia dudosa, el desprecio por los viejos, las infidelidades, el cinismo político y el individualismo. El mito de “Esperando…” se refleja en frases que ya forman parte del acervo cultural o en el rating que sube en el canal de TV que la pase, a cualquier hora. Hoy en día los vecinos del barrio de Versalles todavía recuerdan el trajín de la filmación. La casa chorizo donde se filmó, declarada Patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires, ha cambiado el color de la fachada, pero está intacta.